GEMINYS RADIO

Vistas a la página totales

martes, 13 de julio de 2010

AXEL CANIGGIA: "ES DIFICIL SER HIJO DE CUALQUIERA"


Axel Caniggia “Es difícil ser hijo de cualquiera”
Por Marcos Brugiati
para Cañasanta
Hijo del ex jugador argentino internacional Claudio Paul CANIGGIA y de la mediática botinera Mariana Nannis que es una de las protagonistas de ‘Mujeres Ricas´, un reality de millonarias que exhibe el glamour, el lujo. Todo superficial.

Axel Caniggia. Ni futbolista, ni mediático: Artista. Nació hace 19 años en Buenos Aires, Argentina. Vivió por todo el mundo: Portugal, Escocia, USA, y a los 13 años se radicó en España. Sus raíces dependían del destino futbolístico de Caniggia padre. Hoy vive en Marbella –pueblo cercano a Málaga- con sus padres y dos hermanos.
“No terminé la secundaria porque no tenía tiempo para perder. Yo estaba en mi mundo, el de la pintura, y ‘ellos ‘me lo querían destruir. En la asignatura Arte de mi colegio me pusieron una D, la peor nota, entonces pensé que no aprecian lo que uno da, quieren que seamos todos iguales, ven una flor y la aplastan. Por todo esto dejé el colegio y ahora solo pinto”.
Su arte: realistahiperrealista. Óleo, grafito; sobre lienzo. Transparencias. Formatos medios. “Porque la única pintura que me produce emoción es la pintura realista. Intento crear con ella un mundo, una vida, una belleza irreal. Lo real es demasiado cruel”. Entre su escasa obra se destaca ´Nacimiento de frutas´, ´La Espera´ y ´La mirada’. Su primera expo en 2009, ‘Born from nature’ en el Hotel Ritz-Carlton Villa Padierna en Marbella. En los próximos meses se prepara para visitar Buenos Aires para exhibir algunos de sus cuadros pictóricos en el Centro Cultural Recoleta.
Fan de Helmut Ditsch, Vermeer, entre otros.
¿Es difícil ser hijo de Claudio Caniggia?
-Es difícil ser hijo de cualquiera…
A los 4 empezó a dibujar. De chico era muy travieso porque pintaba por todas partes con sus lápices de colores: en los restaurantes, en los negocios y en las paredes de los innumerables hoteles que conoció a lo largo de su vida. Su juguete preferido: Los monstruos.
El arte como vocación lo descubrió cuando tenía 12 y vivía en España. Iba todos los días a las galerías de la ciudad, a las plazas donde perseguía pintores y a los museos de arte para observar y aprender.
“Nadie me involucró en el mundo del arte, fui yo el que observaba, el que dibujaba, el que intentaba aprender para llegar a ser un artista como los grandes maestros. Empecé a tomar clases seriamente a los 14 en el taller de Pablo García López-pintor surrealista- donde adquirí conocimientos de luz, forma y color. Esto fue en 2005”.
¿Y tu papá que opina de tu arte?
-Él dice que le gustan mis cuadros. La verdad no me puedo quejar, es buen padre porque siempre me dejó hacer lo que quise y siempre fue sincero conmigo. Le parece bien que cada uno haga lo quiera.
¿Qué pensás sobre las drogas?
-Que son un medicamento, por alguna razón la gente los consume. Pero no me parece bien que nos posea un material que no nació con nosotros, la droga se puede tocar y creo que no se puede ser un esclavo de ella. En cambio el amor es una enfermedad que no se puede ignorar, es peor que la droga porque no se puede palpar pero se siente.
¿Alguna vez pensaste en desaparecer?
-Siempre pienso en desaparecer, pero no se puede, solo se puede desaparecer cuando se muere.

Más infopinturas ::.
www.axelcaniggia.com