GEMINYS RADIO

Vistas a la página totales

miércoles, 24 de mayo de 2017

Al 25 de MAYO de 1810, Poema de Gabriel Tejo



Al 25 de MAYO de 1810

 
A la única e irrepetible
Revolución ansiada,
Que no hubo que hacerla
Por segunda vez.

Como ocurrió a otros
Pueblos del Continente,
Que con el primer intento
No lograron vencer.

Para mí  la más grande
De toda nuestra historia,
Porque allí se plasmó
Nuestro verdadero ser.

Y las futuras gestas
 Como la Independencia,
Si no hubiera sido por ella
No habría de nacer.

Con el bravo Saavedra
Y el soñador Moreno,
Dando los primeros pasos
Se empezó a recorrer.

Con todos los tropiezos
(Como ocurre a los niños),
Ese largo camino
Que nos hizo crecer.

Hasta llegar aquí
Sin abandonar la lucha,
Y anhelando el día
De nuestros sueños ver.

¡Feliz Cumpleaños Patria!
¡Que Dios te bendiga siempre!,
“Y que mis hermanos
Se aprendan a querer”.

                              Gabriel Tejo

El 24 de mayo de 1810 no fue un día más en el viejo Buenos Aires


El 24 de mayo de 1810 no fue un día más en el viejo Buenos Aires
Pocas horas antes, el Cabildo había resuelto mantener al virrey Baltazar Hidalgo de Cisneros. La noticia causo revuelo y en el cuartel de patricios la conmoción por la novedad había ganado a todos los oficiales y suboficiales como también a todos los soldados del cuerpo. Una situación similar se produjo en los otros regimientos criollo. En la casa de Rodriguez Peña los revolucionarios estuvieron reunidos toda la tarde expresando su indignación por esa medida adopta por el Cabildo. Por su parte la juventud criolla salió a la calle pidiendo la destitución de Cisneros. Al reclamó , también se plegaron los sacerdotes y se dijo que vieron ¨al Reverendo Frai Aparicio predicando en los corredores del cavildo, en los tiempos más críticos de la insurrección, la libertad e independencia y correr los cuarteles a cavallo , con pistola al cinto animando y sublevando a las tropas en la noche del 24 de mayo ...¨ . Ese día, y en las primeras horas de la noche, los revolucionarios se entrevistaron con Castelli y Saavedra para darles a conocer que en cualquier momento las tropas tomarían el poder . Estos reunieron de inmediato a la Junta , la que a las 21.30 presentó su renuncia colectiva al cabildo. El sol del 25 se venía asomando y con el , el primer grito de libertad.

S. G