GEMINYS RADIO

Vistas a la página totales

martes, 12 de junio de 2018

SEMINARIO INTENSIVO DE ESTHER GORIS EN BANFIELD


Pasado el Seminario Intensivo que brindó Esther Goris en el Centro Cultural ¨El Ceibo¨ de Banfield aún resuena en los oídos de los asistentes, la palabra ¨constancia¨. 
La actriz protagonista de la película ¨Eva Peron ¨se refería a que, en la vida del actor no todo son rosas ya que los comienzos son duros, tan duros que hay veces que se duda en continuar la carrera y de allí que, la perseverancia junto al estudio puede ser los elementos que lleven al triunfo. 

Muchos al primer tropiezo deciden abandonar todo, otros en cambio son constantes y logran su propósito.
 Que hubiese sido de Luciano Pavaroti si siendo joven y con una voz no potente, pero si bonita y entonada se hubiese conformado solo con ese don.
Quizás hubiese sido rechazado de donde se presentase.
Sin embargo Pavaroti triunfo en el mundo de la lírica.
A instancias de su padre, un panadero y tenor aficionado inicio sus estudios de canto con Arrigo Pola, logrando así mejorar sus calidad vocal, llegando a ser lo que fue .
Solo el tesón, la constancia y el no dejarse vencer por las primeras palabras negativas puede llevarte al triunfo .
 Si Piero Bruno Hugo Fontana hijo de una italiana se hubiese quedado con lo que le dijeran sobres su voz, no hubiese trascendido. en el mundo del espectáculo.
Piero Bruno gracias a su excelente voz a los 16 años ingreso a lo que fuera Radío del Pueblo , donde oficiaba de locutor.
Por entonces lo único que escuchaba, ¨Pibe tu voz es para trabajar de locutor¨.
Sin embargo, el ¨pibe ¨ con voz de locutor quería otra cosa y, gracias a su constancia llegó a serlo.
Quería cantar como Gardel, y busco hacerlo.
En sus primeras intervenciones como ¨ estrebillista¨ de las orquestas típicas que desfilaban por esa misma radio se lo conoció con el seudónimo de Pierrot.
Para llegar a ser un buen cantor se empleo a fondo y de a poco se afianzo en esa disciplina.
La constancia logró convertirlo en lo que después fue .
Si, ese pibe, al que habían impulsado a que siga la carrera de la locución, lo conocimos con el seudónimo Hugo del Carril.
La pasión puesta en lo que hacia lo llevó a poner su voz en numerosa piezas musicales, su figura en varias y recordadas películas y, cuando no encontraba directores que dirigieran películas que giraran en torno al tango, se convirtió en director de cine..
Ese fue Piero Bruno Hugo Fontan Pierrot a quien le habían señalado que su futuro estaba en la locución, pero el cambio ese destino gracias en su constante búsqueda de mejorar sus condiciones artísticas .

S.G