GEMINYS RADIO

Vistas a la página totales

jueves, 10 de noviembre de 2011

FICCIONES ARTIGUISTAS

Ficciones míticas, fabulaciones inevitables. La iconografía de un hombre con dimensión heroica, lo haya querido o no quien vive ese rol, se va configurando por la descripción que se le hacen en retratos, billetes, medallas y monedas, esculturas, culminando en la apoteosis del monumento. Pero, esa suma iconográfica, ¿tiene siempre la misma fisonomía física? Problema más complejo, ¿las mismas cargas alusivas? ¿Supone un solo proyecto conceptual o una única densidad simbólica? Si todo apareciese dominado por tales rasgos unívocos, la historia de esos hombres se fundaría en una inflexible verdad, un análisis axiomático, una rígida ortodoxia en la ponderación de su peripecia vital.

Cuando Alejandra González y Aldo Baroffio deciden encarar este trabajo en torno a la figura de José Artigas, eligen una palabra que pasará a ser clave para todas las posibles lecturas de la propuesta: ficciones. La palabra, plural de ficción, ya está generando una voluntad de sentido. Ficción viene del latín fictĭo-ōnis, y refiere a la acción y efecto de fingir. También implica invención, sea esta emprendida con buenas o no tan buenas intenciones. [...]
[...] Un héroe que además tuvo y tiene una también nutrida serie de retratos simbólicos, de visiones históricas. La mayoría de ellas solo puntualmente ciertas, dominantemente ficcionales. “La idea de trabajar sobre distintas imágenes de Artigas conduce a la revisión histórica de memorias colectivas integradas como verdades, aunque perfilen ficciones y encubrimientos que han sido y siguen siendo sustento de discursos y necesidades históricas, ideológicas y culturales.” En un sistema complejo, intrincado, donde la travesía de objetos y testimonios acumulados que plantean Alejandra González y Aldo Baroffio, trata de oficiar como una especie de juego para armar, un juego de constantes reinvenciones. Un repertorio de precarias construcciones. De, casi, casi, restos de un constante naufragio. En esa épica intimista, elusiva y anti-convencional, se llega a otro Artigas. De manera inevitable, se llega a una nueva aunque poco presuntuosa ficción. Alfredo Torres