GEMINYS RADIO

Vistas a la página totales

domingo, 5 de julio de 2009

¿DE QUE OTRA COSA PODEMOS HABLAR?

http://www.wokitoki.org/wk/227/de-que-otra-cosa-podriamos-hablar ¿De qué otra cosa podríamos hablar?
Por WKTK // 05 de julio de 2009
Las Bienales son un fragmento indiscutible del sostenido crimen del mercado capitalista, parte de la gira global de la caricaturesca cultura de opresión. Sin embargo, participar de ellas no siempre significa domesticarse al delito social. La participación de la mexicana Teresa Margolles en la 53ª Bienal de Venecia, es un claro ejemplo de cómo se puede trabajar hacia los indicios de una sociedad superadora en los espacios institucionales.
Teresa Margolles (Culiacán, 1963) presenta “¿De qué otra cosa podríamos hablar?” en el Pabellón de México en la Bienal de Venecia. Cuauhtémoc Medina, curador de la muestra declaró a La Jornada sobre los motivos de la misma: “Hay dos razones: la primera es el modo en que se ha llegado en México a un nuevo periodo de necropolítica; las brutales tensiones sociales, mezcladas con la estructura de flujo de la globalización y la idiotez de la política de prohibición de las drogas, han convertido al país en espacio de violencia sacrificial incontrolable. Sencillamente hacen que ésta sea una historia imprescindible de registrar.
La exposición tiene una posición clarísima: no sólo del artista y del curador, sino, la sociedad, de no dejar pasar el disgusto que nos produce la violencia.
La segunda razón es que el espacio de representación nacional en un lugar como Venecia, debe ser usado con un propósito de tensión y no de disfraz.
El arte contemporáneo hoy debe llegar a sus últimas consecuencias, desde el momento en el que cualquier estructura tradicional fue abandonada.”En abril de este año, Teresa Margolles intervino el Pabellón de Estados Unidos, tapiando puertas y ventanas con telas empapadas en la sangre de personas ejecutadas en la frontera entre este país y México.
Según la prensa mexicana, 2008 fue el año en que más balas se dispararon en la historia reciente de México, llevando a más de 5 mil muertes por episodios de violencia, ligados al tráfico de drogas y su represión.
A metros de la Plaza de San Marcos, una bandera parda por la sangre coagulada ondea frente al palacio Rota Ivancich. En la misma entrevista citada antes, Teresa Margolles explicó: “La cierta retórica del título surgió de manera del todo espontánea, cuando Cuauhtémoc Medina me preguntó sobre lo que hablaríamos, y respondí: ‘¿De qué otra cosa podríamos hablar?’, un tema que consideré tan obvio, porque es lo que diariamente vivimos en México.
En mi obra hablo del dolor de las personas que han perdido a sus seres queridos, del vacío que deja un asesinado en una familia. No son números, sino gente con nombre y apellido; vivimos en un país que llora.”
La 53º Bienal de Venecia “Haciendo mundos// Making Worlds” está abierta de 10 a 18 en las sedes expositivas en varios sitios de la ciudad hasta el 22 de noviembre del año de la Gripe A.