GEMINYS RADIO

Vistas a la página totales

martes, 30 de junio de 2009

IMAGEN DE LAS VENAS ABIERTAS

http://www.wokitoki.org/wk/225/imagen-de-las-venas-abiertas
Imagen de las venas abiertas Por WKTK // 30 de junio de 2009
Hay una imagen moviéndose en el tiempo latinoamericano. Hace 36 años fue filmada en 16 mm en una calle de Santiago de Chile.
Documento de un instante. A menos de un mes del genocidio de Bagua, a horas del golpe de Honduras, la imagen insiste en mostrar.Los fotogramas siguen allí, anunciando la verdad 24 veces por segundo. A pocos días de la visita que la presidenta de Chile Michele Bachelet hiciera a Washington y donde Barack Obama intentara lavar la complicidad de su país con el genocidio pinochetista al afirmar: “Soy partidario de ir hacia adelante, no de mirar hacia atrás. Creo que Estados Unidos ha sido una fuerza enorme para bien en el mundo. En ciertas ocasiones nos equivocamos en el pasado, pero creo que lo importante son nuestras políticas actuales”
El 29 de junio de 1973, el camarógrafo argentino Leonardo Henrichsen estaba cubriendo los sucesos del “Tanquetazo” (una intentona golpista contra Allende) para la televisión sueca en las calles de Santiago. Estando frente al Banco Central, entre las calles Agustinas y Morandé, en las inmediaciones de La Moneda, Henrichsen y el periodista sueco Jan Sandquist registraban las primeras imágenes de su trabajo. Fue entonces cuando fueron sorprendidos por una patrulla de la Compañía de Tiradores del Regimiento Blindados 2.
La patrulla estaba comandada por el asesino Héctor Hernán Bustamante Gómez, quien ordenó a uno de sus soldados disparar contra el camarógrafo.
El corresponsal Leonardo Henrichsen cayó muerto de varios tiros de fusil . Aferrado a su cámara filmó a su ejecutor. Cayó lentamente, sin dejar de presionar el obturador. Se aferró tanto a su cámara que el soldado no pudo arrebatársela aunque lo arrastró varios metros por la calle y tuvo que cortar el correaje para sacársela. El soldado abrió la cámara y arrancó la película, arrojó después la filmadora, sin saber que en el otro chasis estaban los seis minutos que registraron el asesinato. Leonardo Henrichsen había sido camarógrafo del noticiero cinematográfico Sucesos Argentinos. Entre otros trabajos, había cubierto el Cordobazo, el juicio a Régis Debray, el terremoto de Managua y la masacre de Ezeiza.Héctor Hernán Bustamante Gómez siguió libre y murió en 2007 sin recibir ninguna condena por su crimen. Los Estados Unidos de Norteamérica tampoco fueron juzgados internacionalmente por su innegable complicidad con los crímenes de lesa humanidad cometidos en Chile durante la dictadura de Pinochet.
Obama pretende que miremos hacia adelante.
El presente es el pasado.
"Aunque me cueste la vida" es el titulo del documental realizado por Silvia Maturana y Pablo Navarro Espejo, del grupo Adoquín Video, a partir de la historia de Henrichsen.